La Asociación de Mayestros d’aragonés critica la suspensión cautelar por parte del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de una parte del currículo de primaria, la referida al aragonés.

Una vergüenza más para la enseñanza de las lenguas de Aragón

Hace unos días nos hemos encontrado con una noticia bastante grave desde el punto de vista educativo: la suspensión cautelar por parte del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de una parte del currículo de primaria, la referida al aragonés. Una noticia, que, no obstante, no nos sorprende en absoluto, ante la desidia y dejadez mostrada desde la Consejería de Educación por el asunto.
Cuando salió el borrador del currículo se presentaron alegaciones y protestas desde múltiples asociacionesy sindicatos: CSIF, CGT, CGT, STEA, Consello de la Fabla Aragonesa, Rolde de Estudios Aragoneses, Boira, nuestra asociación… La Consejería hizo caso omiso y publicó tal cual el borrador, a pesar de que la redacción del documento adolecía de graves defectos tanto en contenidos como en formas:
• No se tuvo en cuenta ningún criterio pedagógico ni evolutivo, obviando las capacidades que tiene el alumnado de la etapa de primaria. Se establecieron contenidos y terminología propios de la etapa de secundaria, e incluso más complejos, que son imposibles de comprender y asimilar para niños de entre 6 y 12 años.
• Se redactó a base de párrafos copiados tal cual de currículos de otras áreas de otras comunidades autónomas que estaban derogados, sin siquiera adaptarlos al contexto de nuestra comunidad. Poco tiene que ver la realidad sociolingüística de las comunidades de Canarias y Andalucía con las zonas de uso del aragonés en nuestra comunidad.
• La redacción de los bloques de contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables demuestra una concepción desfasada de la enseñanza de las lenguas, basada en metodologías de siglos pasados. Centrados en la enseñanza casi exclusiva de gramática, deja de lado por completo el enfoque comunicativo de la lengua, lo cual, si cabe, queda más acentuado cuando se compara con áreas del currículo como lengua castellana o lengua extranjera. No se refleja ninguna de las recomendaciones que lleva años haciendo en este aspecto Europa.
El asunto aún se torna más grave cuando se conocen las circunstancias que rodean la elaboración de la sección destinada al aragonés. Todo el currículo de primaria ha sido encargado a profesionales de esta etapa educativa, a excepción de la parte dedicada a la lengua aragonesa. Inexplicablemente. ninguno de los autores de este apartado tienen formación, ni experiencia ni titulación para poder ejercer en la etapa de primaria. Es más, todo el cuerpo de maestros de aragonés ha quedado apartado de la redacción, sin siquiera ser consultados. Profesionales con casi veinte años de experiencia y numerosos premios escolares y literarios han quedado al margen de la elaboración del currículo de aragonés sin ninguna razón ni explicación por parte de la Asesoría de Lenguas o la Consejería de Educación.
Tampoco se ha contado con los centros, a los cuales se les presentó un plan de aplicación que suponía el incluir las clases de aragonés en plena competencia con la enseñanza de lenguas extranjeras, quedando en una clara desventaja. Ninguno de los colegios que imparten aragonés han accedido a las pretensiones de la Asesoría de Lenguas, las cuales se diseñaron sin conocer la realidad de las escuelas implicadas. Gracias a ellos, y a las familias, a día de hoy los alumnos de estas escuelas pueden continuar estudiando aragonés, castellano, inglés y francés, sin tener que elegir y dejar de tener clases de una de ellas.
A pesar de que la Consejería de Educación fue avisada en reiteradas ocasiones con recursos y alegaciones, finalmente nos hemos encontrado con la situación actual, que no hace ningún bien por la conservación y transmisión de una lengua, y que, no olvidemos, está en grave peligro de desaparición.
En junio la señora Consejera, a preguntas de Izquierda Unida en las Cortes de Aragón, hizo mención a la confianza que profesaba por los responsables de la elaboración del currículo de primaria de aragonés.
Como profesionales de la educación demandamos públicamente una reacción de la Consejería, pidiendo explicaciones a los responsables del desaguisado, y actuando en consecuencia para solventar el callejón sin salida al que han llevado a la enseñanza del aragonés en educación primaria.
Asociación de Mayestros d’aragonés

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: