STEA – i EXIGE A LA PRESIDENTA DE ARAGÓN, LUISA FERNANDA RUDI, QUE CESE DE INMEDIATO A LA CONSEJERA DE EDUCACIÓN, DOLORES SERRAT Y A TODO SU EQUIPO.

Los responsables políticos del Departamento de Educación en Aragón mienten. Y lo llevan haciendo todo el curso. Durante el primer trimestre del curso la Consejera de Educación, Dolores Serrat realizó varias declaraciones a prensa advirtiendo que sería muy complicado que este curso hubiera oposiciones, cuando lo cierto es que el auto aclaratorio de las dos sentencias que obligan a la Administración a ofertar las 385 plazas que no se hicieron en su día, es de julio de 2013 y por tanto Serrat, junto con los máximos responsables del Departamento debían estar al corriente de la misma.

Y una vez destapada la noticia, no han sabido gestionar adecuadamente ni los tiempos, ni las mesas técnicas que han puesto de manera acelerada y sin un estudio previo de la situación, quedando patente la desorganización e inoperancia de nuestros gobernantes.

Los docentes interinos que van a tener que realizar las oposiciones  se encuentran ahora mismo en una situación de auténtico shock. En apenas cuatro meses se pueden jugar su puesto de trabajo si no aprueban la oposición, debido a que el Departamento de Educación también ha iniciado un cambio profundo en el  Decreto de Interinos obligando a aprobar las oposiciones cada vez que se convoquen, si quieren tener perspectivas reales de trabajo, a la par que la Administración PP-PAR recorta plantillas: 215 plazas.

Por todo ello,

STEA-i exige a Dña. Luisa Fernanda Rudi, Presidenta de Aragón, que no mire para otro lado y cese de inmediato a Dña. Dolores Serrat Moré, Consejera de Educación, a D. Agustín García Inda, Secretario General Técnico, y a D. Alfonso García Roldán, Director General de Gestión de  Personal como máximos responsables de la situación de absoluto caos que reina ahora mismo en la Consejería, en relación a las oposiciones con seis mesas y cinco propuestas diferentes  y al Decreto de Interinos.

Los máximos responsables políticos de la Consejería han hecho gala de constantes contradicciones entre las declaraciones que han venido haciendo en los últimos meses tanto ante la prensa, como en las mesas de negociación-imposición. La educación aragonesa no merece vivir dentro de la pesadilla que han creado tan ineficientes gestores.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: